Pasar al contenido principal
duras caídas

Doce años de exportaciones entre bonanza y duras caídas

En 12 años del actual Gobierno, Bolivia sigue con la crónica dependencia de las ventas de materias primas a los mercados internacionales. Entretanto, las importaciones continúan en ascenso.

En 2006, el primer año de la gestión del Gobierno de Evo Morales, Bolivia exportó un total de $us 4.088 millones. Hoy, a 12 años, en 2017 las ventas al exterior se encuentran en $us 7.852 millones, un crecimiento de casi el 100 por ciento en este período.
A simple vista, parecería que hubo un crecimiento muy importante. Sin embargo, comparando con otras gestiones, los datos muestran una realidad, y es que Bolivia en los últimos tres años no logra superar una muy fuerte caída de los valores registrados en las épocas de bonanza.
A solicitud de LIBRE EMPRESA, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) muestra en sus datos que 2014 fue el mejor año para las exportaciones bolivianas, alcanzando un valor inédito y sin precedentes de $us 12.899 millones, definitivamente una cifra récord.
Es probable que este año 2018, gracias a un incremento de los precios de los hidrocarburos en los mercados internacionales, el valor de las exportaciones totales puedan superar a las de 2017, ya que en el primer semestre de esta gestión, el monto supera los $us 4.469 millones, superior a toda la gestión 2006. Sin, embargo, lo más probable es que se logre superar el valor del año pasado, pero aún el país está muy lejos de acercarse al récord alcanzado en 2014.

Dependencia crónica
Las estadísticas enviadas por el IBCE a este medio una vez más ratifican que Bolivia sigue dependiendo de las exportaciones de materias primas, como siempre lo hizo. El hecho fue mucho más notorio en estos últimos cinco años, gracias a los elevados precios de los hidrocarburos y minerales en los mercados internacionales.
Por ejemplo, en 2017, entre los 10 principales productos exportados, en primer lugar se encuentra el gas natural, que se vende a los mercados de Brasil y Argentina, por un valor de $us 2.581.
Le siguieron en importancia los minerales, que, sumando, superan en valor al primero. En este grupo se encuentran en segundo lugar el cinc con $us 1.351 millones, el oro con 1.029 millones y otros.
En tanto, muy lejos, con montos más pequeños, se encuentran los productos no tradicionales, como las nueces, el aceite de soya en bruto y los artículos de joyería en metales preciosos.
Las exportaciones no tradicionales, por tanto, continúan siendo insignificantes frente a los productos tradicionales, a consecuencia de diferentes factores, entre ellos la falta de inversiones privadas, el escaso apoyo del Estado a los exportadores.

Regiones exportadoras
Como no podía ser de otra manera, tomando en cuenta la predominancia de los minerales en las exportaciones bolivianas, el departamento de Potosí aparece como la primera región exportadora del país, con $us 2.133 millones en la gestión 2017, debido a la presencia de grandes empresas estatales y privadas, como la minera San Cristobal.
Le siguen en importancia las regiones de Santa Cruz con $us 1.903 millones, especialmente por las ventas de hidrocarburos y de aceite de soya, además de otros productos agroindustriales. Y en tercer lugar Tarija, con $us 1.598 millones, principalmente por las exportaciones de gas natural, casi en su totalidad, porque este departamento no tiene otro rubro industrial exportador de consideración.
En cuanto lugar se encuentra La Paz, con $us 1.156 millones en la gestión 2017, seguida de Beni con $us 411 millones; Oruro con $us 328 millones; Cochabamba en séptimo puesto con sólo $us 240 millones exportados, en especial productos manufacturados o no tradicionales.

Países destino
Tomando en cuenta que la mayoría de las exportaciones bolivianas son productos tradicionales, es decir materias primas, los mercados a los que llegan son, por orden de importancia, Brasil y Argentina, porque son los que reciben el gas natural que Bolivia les provee todos los días del año.
Las ventas del hidrocarburo a Brasil en la gestión 2017 llegaron a $us 1.452 millones, en tanto que al mercado argentino el valor llegó a $us 1.231 millones.
Después se encuentra, en tercer lugar, el mercado de Corea del Sur, a donde llega la mayor parte de los minerales, por un valor superior a $us 609 millones, seguido de Estados Unidos con más de $us 581 millones.
En quinto lugar, destaca el mercado del Japón, con $us 567 millones, India con 547 millones, la China con 401 millones y Colombia con 375 millones, entre los mercados más importantes que reciben la producción boliviana.

Las importaciones
La evolución de las importaciones de Bolivia durante los últimos 12 años ha guardado algún tipo de relación con las exportaciones en este período.
Por ejemplo, en la gestión 2006, mientras el país exportó por un valor superior a $us 4 mil millones, las importaciones llegaron a $us 2.925 millones.
La cifra fue subiendo casi al mismo ritmo de las exportaciones. Por ejemplo, cuando en 2014 se produjeron las mayores ventas del país, llegando a los $us 12.899 millones, ese mismo año las compras que realizamos llegaron a $us 10.674 millones, la más alta de los últimos 12 años, que es el periodo del presente análisis.

En Portada

  • COCHABAMBA ENERGÉTICO
    Cochabamba, el mayor productor energético de Bolivia
    La “Llajta” se presenta en su aniversario, este 14 de septiembre, con una nueva vocación. Cuenta con una capacidad instalada de generación de 920,27 MW, que se incrementará a 1.737,15 MW hasta el año 2021. Cuando en la década de los años 60 del siglo pasado, Bolivia comenzó a pensar seriamente en...
  • cuadro
    Cochabamba, más alejada de su vocación productiva
    Una conducta errática, falta de dinamismo, medidas impositivas, crisis municipal, entre otras, han cambiado el recorrido de los diversos sectores que hacen al movimiento económico de la región. La Llajta parece haber abandonado su vocación productiva y se transforma, desde hace unos años, en un...
  • INDUSTRIAL DE BOLIVIA
    Cochabamba aún es la tercera región industrial de Bolivia
    Su aporte real tiene que ver específicamente con la generación de empleo, puesto que no están establecidas las consideradas grandes industrias. En el último decenio, el aporte de la industria ha caído en un punto porcentual. La relevancia de la industria cochabambina se mantiene, aportando con el...
  • ECONOMIA BANCA
    Banca regional con crecimiento matizado
    Crecen determinadas inversiones en algunos sectores, en otros no se produjo el repunte necesario y se espera que para el segundo semestre de 2019 haya alguna dinamización. Los primeros seis meses de este año estuvieron matizados por algunos aspectos específicos en el desarrollo de la región...
  • gastronomia
    La marca distintiva de la Llajta puede ser la gastronomía
    La cocina valluna se afirma cada vez más como un patrimonio para el desarrollo del departamento. Su potencial es enorme para atraer visitantes que buscan saborear nuevos y tradicionales sabores. Si bien para las grandes cuentas nacionales, la actividad gastronómica se encuentra cuantificada a...