Pasar al contenido principal
Centro de Conciliación

Centro de Conciliación y Arbitraje apuesta por ser el centro de resolución de conflictos

En la pasada gestión, se ha propuesto modernizar sus servicios y promover en forma masiva y como un “servicio hacia la comunidad”, el peritaje, la conciliación y el arbitraje.

El Centro de Conciliación y Arbitraje (CCA) de la Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba (CCSC) apuesta por consolidarse como el centro de resolución de conflictos del empresariado cochabambino, luego de una larga trayectoria de 25 años y de ser los pioneros en la implementación de los métodos alternativos de resolución de conflictos, dando continuidad a la política de desarrollo comercial y empresarial de la entidad a la que pertenece.
Desde su creación, el Centro es el principal impulsor y promotor en Cochabamba de una gestión constructiva de conflictos bajo un sistema de gestión de calidad certificado con la Norma ISO 9001: 2015.
La institución contribuye, de esta manera, en la solución pacífica y creativa de los conflictos empresariales en forma privada y ajustada a las necesidades técnicas y de especialidad del caso. Funciona bajo la autorización del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, mediante su Matrícula de Funcionamiento No. 008/2016.

Servicio hacia la comunidad
Un sistema judicial fuerte, incluyente y transparente es requisito esencial para el desarrollo económico y social de una región. Por esta razón, la Cámara de Comercio y Servicios contribuye a consolidar un servicio de justicia privado eficiente para la actividad empresarial y una cultura de la legalidad que promueve buenas prácticas e integridad dentro del sector privado de Cochabamba.
Las prácticas contrarias al Estado de Derecho, como la corrupción, el soborno y la retardación de justicia tienen graves consecuencias para la economía de mercado. Por ello, en la pasada gestión, el Centro se ha propuesto modernizar sus servicios y promover en forma masiva y como un “servicio hacia la comunidad”, el peritaje, la conciliación y el arbitraje.
En este camino, se considera no sólo el gran beneficio y repercusión que puede generar en la disminución de causas en la jurisdicción ordinaria, sino en la construcción de un imaginario colectivo donde se incrementa el protagonismo de las partes, se revaloriza la colaboración y se promueve en formas más efectiva el acceso a la justicia.
Para consolidar esta aspiración, la Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba, junto a su Centro de Conciliación y Arbitraje, preocupados por generar entornos pacíficos para el desarrollo empresarial, han creado el Programa de Mediación Escolar, como una oferta de responsabilidad y compromiso con la consolidación de la paz por parte del empresariado y que impacta directamente en generar una alianza empresa-escuela-sociedad.
Este programa asume que aprender mediación en la escuela, creará futuros ciudadanos capaces de llevar la práctica de la mediación a sus empresas, al gobierno, a las instituciones y a las discusiones en torno al medio ambiente, el desarrollo y la democracia.
El concepto de responsabilidad social empresarial, que además promueve el programa de mediación escolar, está ligado a principios éticos, de cumplimiento de obligaciones legales, además de una política de transparencia, clara y efectiva en su actuación empresarial.
Todo esto se encuentra íntimamente relacionado con una forma de hacer basada en la comunicación, el diálogo, el entendimiento, el acuerdo y, por tanto, en la conciliación y mediación, sustentada en valores y actitudes empresariales, cuyo desarrollo tiene un impacto directo en la identidad y prestigio de la propia empresa.

Visión positiva del conflicto
El Centro de Conciliación y Arbitraje, a través de sus servicios, quiere transmitir una visión positiva del conflicto, que permita mirar interna y externamente las relaciones y vínculos contractuales que construye la empresa para desarrollarse y crecer.
En las relaciones empresariales, muchas veces se observa una falta de claridad en los contratos, inexistencia de detalles técnicos y plazos razonables, que hubieran contribuido a tener mayor certidumbre con lo acordado.
Y esto, aunque parezca un problema externo, tiene que ver también con otros ámbitos de la empresa que reflejan sus debilidades vinculadas con la administración y planificación apropiada, la falta de conocimiento de la normativa y otros procedimientos y aspectos de la empresa.
La recomendación final es atender rápidamente el conflicto, evitando que crezca, que genere incertidumbres y comprometa el patrimonio como las inversiones de la empresa.

Daniela Guzmán Rivero Directora Ejecutiva CCA - CCSC Fotos: CCA

En Portada

  • Carga pesada
    Carga pesada para el nuevo gobierno
    El ganador de las elecciones generales de este 20 de octubre se enfrentará a un contexto económico adverso. Los ingresos no logran crecer y será necesario hacer fuertes recortes. Precisamente, cuando el actual Presidente de la entonces República de Bolivia tomó juramento a su primer mandato, en...
  • LIDERAZGO
    Mujeres emprendedoras, el contrapeso al machismo
    El éxito radica en “quererse a sí mismas”, coinciden estas tres mujeres que se abrieron camino por la vida con constancia y visión de superación personal. Ellas se juzgan sencillamente por lo que son: Mujeres. Iguales pero distintas a todas. Eso las ha catapultado, como pocas, a ser arquitectas de...
  • Una calle bloqueada durante el paro nacional. LT
    Industriales advierten pérdidas por Bs 1.000 millones
    ANF En diez días de conflictos sociales y políticos tras las elecciones generales del 20 de octubre, el sector industrial ha perdido 1.000 millones de bolivianos, siendo Santa Cruz el departamento más golpeado en términos regionales. Se advierte además que la falta de insumo pone en riesgo la...