Pasar al contenido principal
StartUp Weekend

StartUp Weekend: Mujeres en acción para crear negocios

Un evento dedicado a empoderamiento de mujeres con 54 horas dedicadas al emprendimiento con enfoque femenino.

Una buena idea genera negocios de miles de dólares. Y también de una buena idea pueden nacer miles de negocios que germinan en los StartUp Weekend (SUW), donde en un fin de semana maratónico, personas que no se conocen forman grupos para crear, de la nada, un posible negocio.
Uno de ellos fue el StartUp Weekend Women Cochabamba 2019, que desarrolló prototipos con la ayuda de mentores y posteriormente fueron evaluados por un jurado especializado.
La idea ganadora fue “Paso a paso por la vida”, que, en caso de cristalizarse, proporcionaría talleres de reciclaje a niños de primaria fomentando una conciencia de cuidado al medio ambiente.
En segundo lugar quedó “Ñañay”, que busca vincular a mujeres que viajan solas con guías turísticas locales que las lleven, por ejemplo, de visita al centro histórico, o a Toro Toro. El tercer lugar fue para “Proyecta tu vida”, dirigido a bachilleres a los que se les proporcionaría coaching para orientación vocacional.
Cada StartUp Weekend (SUW) tiene su propia temática, y en esta ocasión, bajo el lema “Atrévete a mostrar tu poder”, se desarrolló una versión dedicada al empoderamiento de la mujer, del 20 al 22 de septiembre, en la Sociedad Boliviana de Ingenieros, filial Cochabamba.


Qué es un Start Up
Es un evento donde los participantes prueban una idea de negocio y observan si es factible o no. Según la facilitadora, Belén Fernández, “aquí puedes aprender a aprender, aprender a emprender o aprender que no quieres ser un emprendedor”.
En otras palabras, es una manera de fallar de un modo económico, dice una de las organizadoras, Huayra Gómez, “porque nosotros nos dirigimos con la metodología lean start up. Esta metodología, considera Gómez, es exitosa porque te permite crecer en el tiempo acorde a las necesidades de tus clientes o si debes cambiar a otro modelo de negocio u otra idea.
El funcionamiento inicial comienza con un minuto donde se cuenta una idea (pitch), se suman miembros para conformar un equipo y luego se procede a su desarrollo.
Gómez relata que tuvieron 63 inscritos registrados y se formaron diez equipos, con cuatro a seis integrantes, que desarrollaron una idea. El primer día cada inscrito que así lo deseó, salió al frente de todos los participantes, presentó su idea, que luego fue sometida a votación. Ganaron las ideas que más gustaron y convencieron, para luego ser desarrolladas mediante la metodología Canva.

SUW femenino
Otra de las organizadoras y líder del evento, Iris Alemán, indica que “en Cochabamba es la novena versión que se realiza un StartUp Weekend, pero es la primera vez que se hace un StartUp Woman Weekend que implica que el 80% de participantes tienen que ser mujeres, el 80% de los mentores tienen que ser mujeres, el 80% del jurado tienen que ser mujeres y la facilitadora tienen que ser mujer”.
Gómez explica que la elección de la temática central no se hizo por discriminar, sino porque quieren empoderar a mujeres.
Las cifras indican que en Bolivia, al menos en el área tecnológica, menos del 5% de los empleos están ocupados por cargos femeninos, y el 95% son cargos masculinos con las mismas habilidades que las mujeres tienen.
Las organizadoras resaltan que además de un 80% de los equipos tenía a mujeres, ningún hombre tenía que pitchear la idea.
“Y aquí venía la solidaridad de que los hombres no sean egoístas, si tú tenías una idea y no puedes pitchearla pues, coméntasela a una mujer para que ella aprenda a desenvolverse y a exponerla con la misma confianza que un hombre”, remarca Huayra Gómez.

Proyectos
Las ideas que se presentaron fueron muy variadas, dos de ellas se enfocaron a proteger a la mujer, una fue “Ñañay”, otra fue “Yo Certifico”, que consistiría en una aplicación que certifica al conductor de un taxi en cuanto al cobro de tarifa justa y comportamiento irreprochable, así la siguiente pasajera que se embarque en ese taxi sabrá que es seguro.
Otra se llamó “Curvas”, enfocada en mujeres de tallas grandes, a las que se cambió el denominativo, pasando la XL a llamarse “Bombón” y la XXL a “Macanuda”. Pero no sólo fue un cambio de nombre, sino que proponía brindar una forma agradable de proporcionar vestimenta de la talla adecuada a estas posibles clientes.
También estuvo la idea “Yo tengo, Tú necesitas”, que pretendía alquilar objetos en lugar para sitios de hospedaje, sino alquilar una herramienta o un electrodoméstico.
Otras plataformas propusieron comida saludable para niños y evitar que los padres se preocupen por preparar la merienda para sus hijos y enviarlos a las unidades educativas sin alimento adecuado.
En esta ocasión, el equipo de respaldo, indica Iris Alemán, fue conformado por los mentores Griss García, Monica Briançon, María René Tórrez, Micaela Mendoza, Nicole Flores, Nadim Díaz, Carlos Collazos, Luis Avilés, Carla Solíz, Alvaro Guzmán y Daniel Escóbar.
Las jurados fueron Lupita Limón, gerente Promujer; Eunice Achá, gerente de Feicobol; Yoly Mendez, gerente 360 Workplace; y Andrea Puente, gerente de Kumi Solutions); el coach fue Víctor Hugo Méndez.

Monica Briançon Messinger

En Portada

  • Carga pesada
    Carga pesada para el nuevo gobierno
    El ganador de las elecciones generales de este 20 de octubre se enfrentará a un contexto económico adverso. Los ingresos no logran crecer y será necesario hacer fuertes recortes. Precisamente, cuando el actual Presidente de la entonces República de Bolivia tomó juramento a su primer mandato, en...
  • LIDERAZGO
    Mujeres emprendedoras, el contrapeso al machismo
    El éxito radica en “quererse a sí mismas”, coinciden estas tres mujeres que se abrieron camino por la vida con constancia y visión de superación personal. Ellas se juzgan sencillamente por lo que son: Mujeres. Iguales pero distintas a todas. Eso las ha catapultado, como pocas, a ser arquitectas de...
  • Una calle bloqueada durante el paro nacional. LT
    Industriales advierten pérdidas por Bs 1.000 millones
    ANF En diez días de conflictos sociales y políticos tras las elecciones generales del 20 de octubre, el sector industrial ha perdido 1.000 millones de bolivianos, siendo Santa Cruz el departamento más golpeado en términos regionales. Se advierte además que la falta de insumo pone en riesgo la...