Pasar al contenido principal

Banca boliviana aporta a lograr desarrollo sostenible

Un estudio realizado por la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) revela que diez de sus 11 bancos asociados implementan 55 proyectos que benefician a terceras partes interesadas, grupo de interés y contribuyen a 15 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que promueve el Pacto Global de las Naciones Unidas, en el marco de la agenda 2030.

 

Texto: Monica Briançon Messinger

Fotos: Cortesía del entrevistado

 

El documento al que accedió LIBRE EMPRESA revela que los principales beneficiarios de las acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que realizan los bancos son los jóvenes y la población adulta. En la implementación de los proyectos predomina la cobertura urbana sobre la rural.

La mayoría de los proyectos tienen una vigencia de ejecución de más de tres años y la cobertura supera a los tres departamentos del eje troncal del país.

De acuerdo con el consultor que realizó la sistematización de los datos, Oscar Angulo Salvatierra, la ejecución de los proyectos se realiza a través de alianzas con las ONG´s o fundaciones, como también mediante intervenciones directas de los propios bancos.

Aclara que la globalización es un fenómeno que afecta a la actividad privada y pública, siendo un hecho irreversible, por eso se debe buscar soluciones integradas y pactadas a los problemas globales, siendo uno de ellos las Alianzas Público-Privadas (APP).

En este caso, se trata de un estudio realizado por la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) que apunta a cumplir gran parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que promueve el Pacto Global de las Naciones Unidas.

 

Antecedentes

A diferencia de otras propuestas para enfrentar la pobreza y desigualdades planteadas en décadas pasadas, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible posiciona un reto bidireccional para los estados y para los organismos internacionales de desarrollo, ya que se constituye en una guía de referencia para el trabajo de los siguientes 11 años.

Esta agenda incluye 17 objetivos y 169 metas. Plantea una visión ambiciosa del desarrollo sostenible e integra las dimensiones económica, social y ambiental en un escenario donde el sector privado asume un rol protagonista.

Por otro lado, cabe recordar que la Ley 393 Servicios Financieros establece que la banca debe «cumplir la función social de contribuir al logro de los objetivos de desarrollo integral para el vivir bien, eliminar la pobreza y la exclusión social y económica de la población», de ahí que las entidades bancarias asociadas a Asoban, además de alinear sus objetivos estratégicos con la función social, promueven iniciativas y programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), que al mismo tiempo están contribuyendo con las metas definidas en los ODS.

«Entonces, destaca Angulo Salvatierra, por primera vez se ha hecho un mapeo de las acciones de RSE con relación a los ODS, ya que todos los bancos asociados reconocen que el desarrollo sostenible es un compromiso institucional y una parte integral de nuestra búsqueda de consolidar un modelo de responsabilidad de la nueva banca en el mundo y en especial en Bolivia».

Luego de la investigación, los datos obtenidos contribuirán al establecimiento de una línea base que permitirá a los bancos diseñar nuevas estrategias para que, de manera individual o colectiva con aliados públicos o privados, puedan incidir sobre uno o varios de los ODS.

Los ODS

Los ODS son una herramienta de planificación y seguimiento para los países y sus actores públicos y privados, tanto a nivel nacional como local. Gracias a su visión a largo plazo, constituirán un apoyo para cada país en su senda hacia un desarrollo sostenido, inclusivo y en armonía con el medio ambiente, a través de políticas públicas e instrumentos de presupuesto, monitoreo y evaluación.

 

http://www.la-razon.com/suplementos/el_financiero/Responsabilidad-Social-Empresarial-RSE_LRZIMA20191024_0046_11.jpg

 

Para una comprensión integral de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Agenda 2030 agrupa dichos indicadores en cuatro ámbitos de acción orientadores.

 

Los resultados

El estudio de las acciones de RSE de la banca con relación a los ODS revela que las tareas de labor social de la banca en Bolivia se han centrado en la educación de calidad (4), fin de la pobreza (1), el trabajo decente y el crecimiento económico (8), la reducción de las desigualdades (10) y las alianzas para lograr los objetivos (17).

El consultor indica que se explica esta tendencia porque estratégicamente los bancos quieren incluir a la población de escasos recursos, en particular a los jóvenes, en la dinámica económica del país, logrando en primera instancia romper el ciclo de pobreza que se transmite entre generaciones, lo cual se logra a través de la formación y capacitación de adolescentes y jóvenes emprendedores sobre conceptos y prácticas financieras que les permiten su inserción en el mercado laboral o generar su propia empresa y acceder al crédito en condiciones flexibles.

Al hacerlo, complementa, el efecto reduce la brecha de desigualdades entre otros colectivos sociales, resultado que no se obtendría si no fuera por las alianzas con actores que cuentan con conocimientos técnicos y de gestión que permiten alcanzar territorios y/o beneficiarios de manera eficiente y eficaz.

 

Beneficiarios

Los principales favorecidos por las acciones de RSE de la banca son los jóvenes y la población adulta. Predomina el enfoque urbano sobre los proyectos rurales, y la mayoría de los proyectos tienen una cobertura que supera a Cochabamba, La Paz y Santa Cruz.

El secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos, no sólo observa quiénes son los beneficiarios directos de estos programas, sino que ahonda en el papel de la banca en el mundo.

Indica que dos tercios de la financiación mundial se canalizan a través de la banca, por lo que la orientación actual que tome el sistema bancario mundial es clave para la consecución de los ODS, que son promovidos por la Organización de las Naciones Unidas para construir un futuro que reduzca la pobreza y desigualdades en el mundo.

«En Bolivia el escenario no es muy diferente, la cartera de créditos del sistema financiero representa más del 60% del PIB, lo que evidencia la incidencia directa sobre el desarrollo de las personas, las empresas y el país en su conjunto», manifiesta el secretario ejecutivo.

Añade que el estudio permitirá tanto a Asoban como a cada banco asociado, proyectar sus estrategias de RSE tomando como eje orientativo de sus acciones a los ODS, lo que maximizará las ventajas comparativas y fomentar alianzas con otros actores públicos y privados que compartan objetivos comunes, con el fin de establecer proyectos y programas de incidencia sobre políticas públicas socio-económicas que beneficien a grupos vulnerables de la población.

 

Recomendaciones

Tanto el consultor Angulo como el secretario Villalobos indican en el documento que se considera a los ODS como una guía o un mapa que permite a los bancos identificar si además del impacto social, económico y medioambiental que tienen sus acciones de RSE, aportan un valor adicional a la sociedad, lo que consecuentemente fortalece la reputación y sus relaciones con los distintos actores públicos y privados de Bolivia.

Por lo tanto, en este contexto, no solo se debe considerar los proyectos de RSE, sino el porcentaje de las utilidades netas de los accionistas de los bancos que, anualmente, se destinan para constituir Fondos de Garantía que coadyuvan con el acceso al crédito, acciones de inclusión financiera que actúan materializando, concretando y haciendo realidad la contribución a los ODS planteados, logrando incidir de manera integral en el desarrollo económico y social de la población.

El aporte de los Fondos de Garantía apunta a metas globales como el acceso a los servicios financieros que viabilizan la obtención de una vivienda digna como a emprendimientos nuevos, a través de microcréditos y operaciones a favor de las PYME, lo que fomenta la formalización y el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, que en conjunto contribuyen a reducir las desigualdades y ampliar las oportunidades de crecimiento económico y social de grupos tradicionalmente excluidos de la dinámica financiera.

En Portada

  • Eunice Achá, la mujer de los mil eventos
    A veces sus ojos cafés y su rostro fino denotan cansancio. Pero no, lejos de darlo por hecho, realiza una llamada, posa para una foto, atiende a la prensa, da alguna orden, todo tiene que estar ok, sonríe, toma nota de algo, atiende a quien la solicite, una y otra vez. Nunca se cansa, aun cuando su...
  • Volar alto y bajo en la aviación boliviana civil
    La irrupción de nuevas y antiguas empresas como también actores en el escenario de la aeronavegación en Bolivia está atravesando por un clímax de desafíos.   Texto: Monica Briançon Messinger Fotos: Archivo y Monica Briançon Messinger   LIBRE EMPRESA despliega un reportaje en tres partes que...
  • Uyuni, 25 mil pies
    El desierto de sal más grande e imponente del mundo atrae a propios y extraños, deslumbrándolos con su magnificencia natural.   Texto y fotos: Monica Briançon Messinger   Pocas veces un periodista se queda en silencio. Habitualmente ya tiene la pregunta en la boca dispuesta a lanzarla cual...
  • Locos por la innovación culinaria
    La idea original nació con Tropical Chicken, marca que luego dio origen a una serie de innovadores negocios, al frente de jóvenes muy creativos.   Luzgardo Muruá Pará Fotos: Cortesía Focus Group   Son tres, como los mosqueteros. Y han forjado una amistad de esas que superan incluso el...