Pasar al contenido principal

DURALIT CUMPLE 42 AÑOS

Duralit inició operaciones en 1977 en la ciudad de Cochabamba con la visión de ofrecer materiales de construcción que permitan mejorar la calidad de vida en Bolivia; siendo pioneros en la industria de Fibrocemento con un proceso casi manual a hoy un proceso altamente automatizado.

Imagen que contiene interior, techo, edificio, fábrica

Descripción generada automáticamenteImagen que contiene edificio, fábrica, interior, foto

Descripción generada automáticamente

Desde el año 2006 DURALIT forma parte del GRUPO ELEMENTIA, Holding empresarial que está catalogado entre las cuatro corporaciones más grandes del mundo dedicadas el rubro de soluciones constructivas, fibrocemento y cemento. Actualmente el grupo cuenta con 33 plantas de producción de fibrocemento en 9 países siendo el mayor productor en Latinoamérica y N° 2 en EEUU.

La Planta de Fibrocemento de Duralit es una de las más modernas de la Región, con una capacidad instalada capaz de producir más de 6.000 toneladas mensuales en sus diferentes líneas de producto, genera 174 trabajos directos y más 1.200 indirectos.

Los productos DURALIT, tanto de fibrocemento (techos), como tanques de agua, fosas sépticas y pintura están presentes en todo el territorio nacional. Actualmente se exporta al Perú y se gestiona los mercados de Paraguay y Chile.

DURALIT EN EL APOGEO Y EN LA CRISIS, los ciclos

Duralit en sus 42 años tuvo varios ciclos de apogeo y crisis, en lo más reciente el boom de la construcción en nuestro país entre los años 2012 y 2016 su producción estaba al 100% y sus ventas giraban mejor aún, siendo un referente de marca y calidad.

Al igual que para otras industrias, el desequilibrio económico con el país vecino del Brasil hace que las importaciones de techos de fibrocemento aparezcan y crezcan rápidamente, adicionado a ello las tasas de crecimiento decrecientes del rubro de la construcción, entre 2017 y principios de 2019 colocan a Duralit en una situación bastante compleja contrayendo su operación en más del 50%. Este escenario obligó a realizar rápidos cambios en la gestión de la empresa, que enmarcados en la eficiencia e innovación se logró contrarrestar la arremetida del producto brasilero con la Flexiteja, un producto de excelente calidad y precio altamente competitivo, retornando a Duralit al juego.

DURALIT UNA EMPRESA SUSTENTABLE, 100% amigable con el medio ambiente

DURALIT, es hoy la única industria de fibrocemento en operación en Bolivia certificada libre de asbesto. Su consumo de agua es altamente controlado y toda el agua es reciclada y reutilizada. Su proceso productivo es a generación cero desperdicio, ya que toda pérdida es reprocesada. El control del aire y  emisión de ruidos está dentro la Ley 1333 conforme lo certifica PCB Ambiental.

Duralit ha sido una de las primeras industrias en lograr la Certificación de la Norma Internacional ISO 9001:2015 y se tiene planificado en poco tiempo lograr la Certificación de su Sistema de Gestión Ambiental conforme la ISO 14001.  En síntesis, una empresa comprometida en pasar del gris al verde.

DURALIT UNA EMPRESA INNOVADORA, de vender productos a vender soluciones constructivas

La tecnología de la construcción es agresiva en desarrollar materiales de calidad y definitivamente de menor costo; es así, que Duralit se embarca en el nuevo Sistema de Construcción en Seco (SCS) , desarrollando la Placa Plana con cualidades superiores a cualquiera de las importadas existentes en el mercado. Con éste nuevo producto, las construcciones con el SCS frente a las construcciones tradicionales tendrán un ahorro en costo mayor al 25% y en tiempo almenos dos veces menos. Duralit transformadose para acompañar en punta las nuevas tendencias mundiales. Como no podía ser de otra manera, el nuevo producto – placa plana – goza de la garantía Duralit, que es nada menos que 10 años de garantía por defecto de fabricación y que su duración es de almenos 30 años. Dentro este proceso, la empresa se prepara para lanzar al mercado soluciones habitacionales a costos muy acequibles, de fácil y muy pocos días de construcción y con su sello de garantía.

Bajo el liderazgo de su Gerente General Tito Orellana, la experiencia de sus trabajadores y el compromiso de importantes inversiones del Holding Elementia, Duralit es y seguirá siendo una empresa que aporta al desarrollo del país por muchos años más.

En Portada

  • Universidades, motores de desarrollo e innovación
    Las apuestas son diversas, las cuales comprometen a los centros de estudios superiores a trabajar por el desarrollo tecnológico y así avanzar hacia un futuro que ya ha llegado.   Texto: Monica Briançon Messinger Fotos: Cortesía   El futuro es hoy y para prosperar en un mundo emprendedor,...
  • La construcción no se rinde, Fancesa es la prueba
    El rubro de la construcción, al igual que otros, atraviesa por un momento de desaceleración económica, sin embargo, hay empresas que no aflojan en su empeño y buscan remontar la ola con importantes inversiones.   Texto: Monica Briançon Messinger Fotos: Cortesía de la empresa   Semejante a esos...
  • PIL, pasión por lo saludable
    Esta industria comprometida con el bienestar y con el crecimiento de la familia boliviana ahora busca desarrollar mercados en el exterior, generar empleos y una extensa cadena de valor. PIL Andina S.A. se constituye en una de las más importantes empresas de alimentos en Bolivia. Cuenta con...
  • TOYOTA
    El futuro automotriz llega a Bolivia con Toyota
    La tecnología híbrida del gigante japonés ha ingresado al mercado nacional. El nuevo Corolla 2020 está en Bolivia con una versión híbrida, que incorpora dos fuentes de energía, un motor eléctrico y otro a gasolina.   Invitada especial: Monica Briançon Messinger Fotos: Cortesía de Toyosa y Monica...
  • Su vida es pintar con vino
    Edgar Lizarazu Shiosaki, el boliviano que recorre el mundo asombrando con sus cuadros pintados con vino.   Texto: Luzgardo Muruá Pará   De niño rayaba las paredes, aun cuando aquello le suponía ardorosos chicotazos de su papá militar o reprimendas de su mamá profesora, hasta que esa obsesión...