Pasar al contenido principal

Proyectar con optimismo

Todos tenemos la capacidad de pensar de manera diferente y dejar que esos pensamientos afecten a nuestro comportamiento, por tanto dependerá de cada uno el saber cómo manejar sus ideas, y, por supuesto, las formas creativas en las que podemos salir adelante.

          

Por: Ing. Gonzalo César Landaeta

Fotos: Archivo

Durante las últimas diez semanas, he tenido la oportunidad de participar en un Diplomado Internacional con más de cincuenta empresarios de distintos países de Latinoamérica, desde México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Venezuela, Ecuador, Colombia, Uruguay y yo desde Bolivia.

Más allá del conocimiento y las experiencias que se comparten, con el fin de poder aplicar lo aprendido en nuestro día a día, lo realmente interesante es analizar cómo los empresarios en todas partes del mundo se van dando modos de salir adelante pese a la pandemia, y al margen de los enormes problemas que supone todo esto, existen muchas maneras creativas que permiten seguir en la lucha.

Pensar de manera optimista parecería una utopía en estos días. Sin embargo, no es menos cierto que todos tenemos la LIBERTAD de pensar y proyectar nuestros sueños como mejor nos parezca, más allá de las condiciones que nos imponga el entorno.

Y justo en este mes de agosto que se celebra la independencia de Bolivia, 195 años de autonomía y libertad, nos recuerda que todos tenemos la posibilidad de hacer aquello en lo que creamos firmemente, siempre y cuando no afecte de manera negativa a los demás, sino más bien, sea un aporte a la sociedad.

En ese sentido, desde que entramos en cuarentena rígida allá por el mes de marzo, si bien fue imposible evitar la preocupación por la situación, también es verdad que todos hemos sido testigos de decenas de emprendimientos que han sido lanzados al mercado con el fin de generar ingresos para quienes ofrecían sus productos y servicios, así como también y más importante aún, resolver diversas necesidades de los consumidores.

 

CAMBIO MUNDIAL

El mundo entero está cambiando a pasos agigantados, y ya no basta con ser una empresa grande que antes podía aplastar a las más pequeñas. Rupert Murdoch, magnate y principal accionista de las compañías Fox News dijo: “el grande ya no vencerá al pequeño, más bien el rápido vencerá al lento”.

Tomando en cuenta esas palabras, es importante que uno como empresario y emprendedor haga un pequeño stop en su ajetreado día, y dedique el tiempo justo y necesario para analizar, pensar y planificar muy bien, cómo tiene previsto seguir adelante y qué es lo que ofrecerá al mercado para diferenciarse del resto y lograr un impacto adecuado.

 

Velocidad no es sinónimo de rapidez. La diferencia es que la velocidad, es una rapidez en una dirección determinada.

 

No es una contradicción el decir que debe parar la pelota y dedicar tiempo al análisis y la planificación, a pesar que usted amigo lector podría preguntarse: “¿Pero acaso no era que el rápido vencerá al lento?”. Y la respuesta es bastante simple: velocidad no es sinónimo de rapidez. La diferencia es que la velocidad, es una rapidez en una dirección determinada.

Por ejemplo, cuando se dice que un auto de desplaza a 80 km/hora, estamos indicando su rapidez. Pero si decimos que ese mismo auto se desplaza a 80 km/hora hacia el norte, estamos especificando su velocidad. Por lo tanto, de una manera sencilla, la rapidez describe qué tan aprisa se desplaza un objeto y la velocidad dice qué tan aprisa lo hace y en qué dirección.

Desde mi humilde perspectiva (no soy un magnate económicamente hablando), pienso que lo que seguramente quiso decir el Sr. Murdoch, es que hoy en día, el emprendedor que sea más rápido en entender qué es lo que va a requerir el mercado y lo lance de manera veloz (antes que los demás), vencerá al que sea más lento.

 

APLICACIÓN

Empleando ambos conceptos al trabajo diario y haciendo una analogía con el mundo empresarial, se puede decir que es fundamental tener un objetivo claro y a partir de allí, ser tanto eficaces como eficientes, de modo que no sólo logremos alcanzar los resultados esperados, sino también, que lo hagamos con la mejor utilización de los recursos disponibles.

Por eso, no se trata de lanzar cualquier producto así porque sí. Se necesita realizar investigación del mercado, conocer las tendencias, estar al pendiente de lo que ocurre en otros países, establecer alianzas estratégicas, pensar de manera diferente, apoyar la disrupción con mente abierta y estar dispuestos a cambiar el modelo de negocio si hiciera falta.

La creatividad es fundamental hoy en día y siempre. Pero no se debe perder de vista que no se trata sólo de sobrevivir. Esa será tal vez una de las etapas que toca vivir y que puede durar varios meses más sin lugar a dudas. Pero más allá de eso, se supone que quien emprende y forma una empresa, lo hace con el fin de trascender y continuar con su actividad por décadas, como una forma de vida, no como algo pasajero.

Y para ello, se necesita aprender de forma continua, rodearse de profesionales de primer nivel, y sobretodo, proyectar con la real certeza que así como ahora existe una crisis mundial, todo el tiempo existirán muchas otras crisis que harán tambalear el escenario, al punto que hasta se pregunte si es posible continuar o si es mejor cerrar y dedicarse a otra cosa.

Si en algún momento llega a pasar eso por su cabeza, porque es más que entendible cuando la situación apremia, entonces pregúntese: “Si las cosas van mal en mi casa, ¿yo abandonaría a mis hijos y que ellos se las arreglen como puedan?”. Si su respuesta es positiva, es muy probable que no tenga pasta de empresario y que deba revisar sus valores como persona. En cambio, si usted respondió que de ninguna manera los abandonaría, eso significa que usted es de las personas que siempre verán con optimismo, fe, ilusión y pensamiento positivo, la forma de proyectarse en el presente y hacia el futuro, como lo hacemos cada día miles de emprendedores que a pesar de lo que sucede, tenemos la convicción que se puede salir adelante.

Si desea recibir asesoramiento y apoyo en su gestión empresarial en las áreas de marketing, negociación y ventas, contáctese con SúperNova Empresarial al 4457954. ¡Hasta la próxima!

 

Gonzalo C. Landaeta es empresario, asesor de empresas, vendedor profesional, coach, conferencista y docente de Pre y Post grado. Gerente General de SúperNova Empresarial info@supernova-bo.com

En Portada

  • Gladymar presenta nuevas tendencias en cerámicas y porcelanatos
    ¿Quién es Luis Fernando Arias Anglarill?Gerente Comercial de Cerámica Gladymar S.A. Ingeniero Comercial de profesión con un MBA en Dirección y Gestión Empresarial. Casado con Cristina Paz Cuellar y con dos hijos de 8 y 7 años de edad. Sus principales pilares son la familia, el trabajo y el deporte...
  • Ribepar, una de las empresas que destaca este 2021
    EL Grupo Ribepar es una de las empresas más influyentes en el país Y lidera el mercado en el rubro de la construcción. ¿Cuál es la fórmula de éxito? La fórmula del éxito para el grupo Ribepar es escuchar a nuestro cliente para dar soluciones a sus problemas.   Sabemos que cuentan con 5 unidades...
  • El rincón del carbón
    Sabemos que tu participación es consecuente en CASACOR, ¿Por qué? Casacor nos ha permitido como arquitectos ver un antes y un después en la aceptación y la manera de entender el diseño por parte de los clientes y los ciudadanos en general. Santa Cruz ha sufrido un cambio en la imagen de ciudad y,...
  • La Casa Original y Cimal
    Cimal y la Casa Original estuvieron ligados desde un principio. Al recorrer los espacios meses previos al inicio de la muestra, se evidenció el uso de materiales como ladrillos vistos, piedras, vigas de madera tallada y, en mobiliarios empotrados, tableros enchapados en roble instalados en la...