Pasar al contenido principal

UNIFRANZ: INNOVACIÓN DE ALTO VALOR

El Problema: La Educación en Crisis

Hace varios años, el experto Sir Ken Robinson, había manifestado la necesidad de cambiar el sistema educativo, para hacer frente al futuro de incertidumbre al que nos enfrentamos. Indicaba que “las escuelas mataban la creatividad innata del hombre”, es decir la capacidad de crear soluciones a problemas cada vez más nuevos e inimaginables.

Con el advenimiento de la pandemia y la consecuente cuarentena, se pusieron al descubierto una serie de debilidades del sistema educativo, desde la carencia de competencias digitales de los docentes hasta la insuficiencia de recursos tecnológicos de los estudiantes. Todo ello en un momento del tiempo donde se habla del “Internet de las Cosas”. Una real paradoja de estos tiempos.

La real es que a nivel global Bolivia ocupa los puestos: 87/163 en Progreso Social, 102/160 en PIB per cápita y 105/140 en Competitividad. Siendo sus variables más críticas: el acceso a educación superior (109/160), las competencias digitales de su población (122/140) y el pensamiento crítico del proceso de enseñanza (126/140).     

Sin embargo, tal como expresa el catalán Xavier Pascual, “depende de la interpretación que le demos a la palabra crisis”, si bien genera impacto, puede tornarse en una oportunidad.

El Reto: Transformar la Educación en Bolivia

Transformar la educación es producir un cambio intencionado y fundamental en los comportamientos, la comprensión y los marcos mentales del estudiante. Es lograr impactar no solo en la manera de hacer las cosas (lo operativo), sino en la de pensar las cosas (lo epistemológico) y fundamentalmente en la de entender la realidad (lo ontológico).

Solo así se podrá generar la inteligencia colectiva en Bolivia, con la suficiente capacidad de observación, abstracción, modelación y concreción de grandes transformaciones del entorno hacia un futuro personal, familiar, regional y global, de progreso, equilibrio y bienestar.

El estado del arte de esta transformación educativa que va gestando UNIFRANZ pasa por tres grandes “momentums”:

  • El rediseño curricular basado en un Modelo de Educación por Competencias, que integra conocimientos para desarrollar elementos de comportamiento evidenciables desde el primer semestre.
  • La implementación de la Modalidad BLX (Blended Learning Experience) que combina lo mejor de lo presencial y virtual.
  • El re-imaginar la educación (Proyecto Riedusis), incluyendo una tercera dimensión a su aprendizaje, la de lograr un modelo de persona transformadora de su entorno.

La Estrategia: Maximizar la Propuesta de Valor

Es hacer accesible la Educación Superior de Clase Mundial, procurando experiencias memorables de aprendizaje, basadas en:

  • Tecnologías educativas de punta que integran todos los procesos acreditados (MERCOSUR) y certificados (ISO 9001:2015)
  • Cultura organizacional que centra la innovación en las personas
  • Filosofía humanista que prioriza la inversión en el aprendizaje continuo de su talento humano.   

 

 

 

En Portada