Pasar al contenido principal

Goodman friendly market, de la construcción a dueños de un ecomercado

Sergio Portanda, comunicador corporativo dedicado a la construcción junto al arquitecto Rodrigo Moyano, comenzaron con un negocio diferente en Cochabamba. Han abierto un micromercado de carácter orgánico, natural y ecosostenible, centrado en ser un espacio donde se encuentre calidad en productos, ser un espacio inclusivo para los ciudadanos, y dar paso al concepto de crear a friendly market, un mercado amigable.

Comenzaron con cinco mil dólares, generando trabajo directo para cuatro personas y de manera indirecta a más de 50 familias de productores orgánicos y artesanales, emprendimientos y productores locales. Después de un año y medio ha quintuplicado su capital, constituyéndose en un referente para quien busca alimentos ecológicos, orgánicos y sostenibles, contando entre sus proveedores aquellos que satisfacen la necesidad para consumidores vegetarianos, veganos, alimento-conscientes, algunos con celiasis, diabetes, condiciones dermatológicas y como dice Sergio “aquellos que necesitan de un caluroso buen día por la mañana”.

 

FINALIDAD

“La realización de los más grandes sueños de Goodman, empiezan con el primer pan vendido en la mañana” dice Sergio Portanda, gerente general de Goodman para explicar que el éxito en ventas, en marketing o finanzas no está limitado a los números, sino que está ligado a los pequeños detalles que hacen que una venta sea perfecta desde el inicio hasta el final.

Por otro lado Goodman organiza ferias mensuales para dar a conocer emprendimientos independientes a los consumidores finales, creando lazos de compra y venta que favorezcan ambas partes. Hoy suspendidas debido a la pandemia.

La finalidad de este ecomercado es brindar respeto, aceptación, amigabilidad e inclusión para todo aquel que cruce sus puertas, para eso Sergio y Rodrigo mantienen constantemente capacitado a su personal en técnicas de branding, posicionamiento verbal y lenguaje adaptado a los clientes que necesiten atención especializada. Al mismo tiempo “el conocimiento de los productos, beneficios y ventajas debe ser manejado con claridad y debe ser actualizado diariamente para poder otorgar una experiencia completa e informativa” indica Rodrigo, encargado del área de marketing e imagen del establecimiento.

Goodman hace frente a la pandemia mediante estrategias económicas basadas en el abastecimiento constante de sus productos mediante una comunicación diaria con los proveedores mayoristas de la ciudad, “pero lamentamos mucho que los primeros emprendimientos en ser afectados sean los productores orgánicos y naturales, que se ven seriamente conflictuados por las medidas gubernamentales en relación al abastecimiento de materias primas para poder ofertar sus productos” exterioriza Sergio, aun así logran satisfacer las necesidades de los clientes que necesitan ciertos productos para cumplir sus tratamientos y dietas. 

En términos de imagen y marca, Rodrigo explica que “hemos adoptado un lenguaje visual y textual que tranquilice a la población en redes sociales, levantando el ánimo del barrio e instando a la calma, a que permanezcan todos en casa y a lavarse las manos constantemente, logrando mantener a los vecinos, que son nuestros consumidores primarios, tranquilos y con la seguridad de que tienen cerca un micromercado abastecido y preocupado por ellos”.