Pasar al contenido principal

COCHABAMBA, EL TIPNIS Y SANTA CRUZ

Durante las pasadas semanas, y aún hasta ahora, uno de los temas más controversiales, a nivel nacional, ha sido el de la pretensión de construir una carretera por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (Tipnis), un área protegida como parque nacional.
En el mes aniversario de Cochabamba y Santa Cruz, es pertinente hablar sobre este tema, que por algún tiempo más continuará en la agenda de los bolivianos, porque la decisión final que se adopte involucra a los intereses de ambos departamentos.
Previamente, es fundamental dejar establecido que las pocas reservas naturales que quedan en el mundo deben ser protegidas a cualquier costo y por todos los medios posibles, puesto que de su conservación depende el futuro de nuestros descendientes en un mundo cada día más vulnerable a los fuertes golpes del acelerado cambio climático.
Una vez realizada esa aclaración, corresponde analizar la necesidad de que haya una vía de comunicación terrestre entre Cochabamba y el departamento del Beni, una región postergada y prácticamente alejada del occidente del país.
Por ahora, para llegar a tierras benianas, es necesario viajar primero a la capital cruceña, lo que representa para quienes habitamos en los valles centrales y occidente del país una mayor inversión de tiempo y dinero.
De construirse una carretera directa, las regiones más beneficiadas en primer lugar serán, por supuesto, Cochabamba y el Beni, además de las poblaciones de Oruro, La Paz, Potosí y Chuquisaca. Mientras que, sin duda, Santa Cruz se verá perjudicada, porque dejarán de pasar por su territorio los viajeros que van desde esta parte de Bolivia hacia el territorio beniano.
En este contexto, hay quienes mencionan, en defensa intransigente de las áreas naturales protegidas -lo cual es loable desde todo punto de vista- que no se debe construir ninguna carretera porque no hay ningún beneficio.
Sin embargo, hay que manifestar que con una carretera entre ambos departamentos, por un lado se abren nuevos horizontes porque, entre otras cosas, permitiría invertir en agricultura y pecuaria en territorio beniano, además de facilitar el traslado de productos de esa región al occidente del país, especialmente la carne.
Sería largo mencionar los beneficios y ventajas que presenta una carretera y, en ese entendido, es vital para el desarrollo de Cochabamba que se asuma una posición consensuada de los diferentes actores de la sociedad, para encontrar la mejor opción de construir la vía, cuidando las áreas protegidas.
Y de parte del Gobierno actual, tendrá que también buscar las formas de que se evite el daño a las áreas protegidas, siendo consecuente con su discurso de defensa y protección de la Madre Tierra. Asimismo, deberá despejar las dudas, con acciones concretas y contundentes, sobre la intención, denunciada por los políticos de oposición, en sentido de que se pretende ampliar la frontera de producción de la hoja de coca para los cocaleros del Chapare, invadiendo la reserva natural del Tipnis.
Por tanto, Cochabamba, Beni y el occidente del país necesitan de esta carretera, pero desde una perspectiva de desarrollo del buen vivir, que respete el medio ambiente.

 

Sería largo mencionar los beneficios y ventajas que presenta una carretera y, en ese entendido, es vital para el desarrollo de Cochabamba que se asuma una posición consensuada de los diferentes actores de la sociedad, para encontrar la mejor opción de construir la vía, cuidando las áreas protegidas.

En Portada

  • COCHABAMBA ENERGÉTICO
    Cochabamba, el mayor productor energético de Bolivia
    La “Llajta” se presenta en su aniversario, este 14 de septiembre, con una nueva vocación. Cuenta con una capacidad instalada de generación de 920,27 MW, que se incrementará a 1.737,15 MW hasta el año 2021. Cuando en la década de los años 60 del siglo pasado, Bolivia comenzó a pensar seriamente en...
  • cuadro
    Cochabamba, más alejada de su vocación productiva
    Una conducta errática, falta de dinamismo, medidas impositivas, crisis municipal, entre otras, han cambiado el recorrido de los diversos sectores que hacen al movimiento económico de la región. La Llajta parece haber abandonado su vocación productiva y se transforma, desde hace unos años, en un...
  • INDUSTRIAL DE BOLIVIA
    Cochabamba aún es la tercera región industrial de Bolivia
    Su aporte real tiene que ver específicamente con la generación de empleo, puesto que no están establecidas las consideradas grandes industrias. En el último decenio, el aporte de la industria ha caído en un punto porcentual. La relevancia de la industria cochabambina se mantiene, aportando con el...
  • ECONOMIA BANCA
    Banca regional con crecimiento matizado
    Crecen determinadas inversiones en algunos sectores, en otros no se produjo el repunte necesario y se espera que para el segundo semestre de 2019 haya alguna dinamización. Los primeros seis meses de este año estuvieron matizados por algunos aspectos específicos en el desarrollo de la región...
  • gastronomia
    La marca distintiva de la Llajta puede ser la gastronomía
    La cocina valluna se afirma cada vez más como un patrimonio para el desarrollo del departamento. Su potencial es enorme para atraer visitantes que buscan saborear nuevos y tradicionales sabores. Si bien para las grandes cuentas nacionales, la actividad gastronómica se encuentra cuantificada a...