Pasar al contenido principal

La nueva normalidad en Japón

Texto y fotos: Natalia Salazar, corresponsal en Japón

Tras el levantamiento del Estado de Emergencia en Japón, debido a la pandemia del coronavirus, muchas de las actividades se han adaptado a la nueva realidad, eso sí, con más precauciones que lo normal, pero con el claro objetivo de maximizar esfuerzos para contrarrestar la transmisión del COVID-19 y minimizar el impacto socioeconómico.

En Japón, el uso de barbijo es algo del día a día, el saludo entre las personas se realiza con una reverencia, sin llegar a tener contacto físico alguno y el respeto por el espacio del otro es parte de su cultura. A todo esto, se le ha sumado la presencia de dispensadores de alcohol líquido o en gel en todos los lugares públicos y la señalización para mantener la distancia de 1,20 m entre las personas en los supermercados, tiendas, bancos y otros.

Aquí el uso de barbijo es normal, es algo del día a día. Lo usan en caso de sentirse un poco enfermos para no incomodar al resto, para evitar contagios de cualquier tipo, para protegerse de las alergias del polen, hasta para cubrir la cara si no te dio tiempo a maquillarte. La diferencia de antes es que ahora lo utilizan niños, adultos y personas de la tercera edad. Antes no se veían muchos niños usándolo, salvo si estaban enfermitos, lo mismo sucedía con las personas de la tercera edad.

Los japoneses se adaptan a los cambios de vida, es más respetan las reglas y las normas, pues esa es su disciplina.

 

TURISMO

El país del sol naciente recibe anualmente poco más de 30 millones de turistas del exterior y este año tenía previsto aumentar esa cifra en un 33% debido a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020, que quedaron suspendidos por la pandemia.

Como muchos de los países del mundo, impuso duras restricciones a los turistas extranjeros como el cierre de aeropuertos, la cancelación de vuelos y la suspensión de visas temporales lo que ha afectado notablemente al sector turístico y hotelero.

Sin embargo, con el levantamiento de la Emergencia Sanitaria los viajes nacionales se reanudaron, activando el turismo interno. Por su parte, los espacios de recreación y atractivos turísticos como templos, museos, parques, salas de juego, gimnasios, karaokes y centros comerciales, que se mantuvieron completamente cerrados durante el periodo de emergencia, han abierto sus puertas bajo estrictas medidas preventivas sanitarias.

Pese a que se espera que las autoridades anuncien la apertura de fronteras del país nipón al turismo extranjero, el coronavirus es un riesgo persistente para todos los viajeros. A medida que las restricciones sociales y económicas se levanten, las personas tendrán que continuar acostumbrándose a los nuevos estándares de vida cotidiana para frenar la propagación del COVID-19 y evitar que la tercera economía del mundo no se vea afectada por una nueva ola de infecciones.