Pasar al contenido principal

Hipersimiofobia

Es el temor que sienten algunos jefes a que, si delegan un trabajo a un subordinado, éste podría llegar a quedarse con su puesto.

 

Por: Ing. Gonzalo César Landaeta*

Toda empresa que desea sobresalir y lograr sus objetivos, requiere de ejecutivos preparados, que tengan verdadera vocación, conocimientos actualizados, experiencia y deseos de superación.

Hasta hace algunos años, los encargados de reclutar y seleccionar al personal que ingresaría a la empresa, tomaban muy en cuenta el currículum, el cual mostraba el conocimiento académico obtenido durante un proceso de formación curricular formal, el cual, en teoría, aseguraba —por así decirlo— que la persona sabía de su área y podría llevar a cabo su

trabajo sin mayor inconveniente.

Con el paso del tiempo, las entrevistas para filtrar al mejor candidato se fueron haciendo cada vez más complejas, incorporando test psicométricos para analizar la conducta y rasgos de personalidad de los entrevistados, con el fin de saber cómo tienden a reaccionar en ciertas situaciones que van más allá de sus conocimientos.

Era obvio que las capacidades van más allá de los conocimientos técnicos específicos que un profesional debe tener, y se comenzó a considerar otros aspectos denominados Habilidades Blandas o Power Skills actualmente, que implican aspectos emocionales y actitudinales que muestran la forma en que una persona se desempeña en el interior de su trabajo.

Trabajar en equipo, liderar grupos de personas, afrontar y resolver conflictos, proponer cambios y saber adaptarse a ellos, comunicarse de manera adecuada con los demás mostrando ética, empatía y actitud positiva, demostrar creatividad y ayudar a los demás a desarrollarse son aspectos que son muy valorados en las empresas hoy en día.

Tanto es así que las actividades que más me solicitan las distintas empresas, son las que tienen que ver con el desarrollo de habilidades personales e interpersonales, donde se pone en evidencia que si bien los conocimientos técnicos son fundamentales para llevar a cabo un trabajo, la realidad muestra que es mucho más sencillo capacitar a alguien para que aprenda algo y así obtenga el conocimiento para luego ponerlo en práctica de forma metódica mediante procesos estandarizados inclusive, que tratar de cambiar la actitud de alguien.

 

Actitud

Así como la actitud, la voluntad y la motivación son aspectos que cada persona decide cómo llevarlos a cabo. Por muchos talleres, cursos, seminarios, charlas y actividades que se le brinden a alguien, si no tiene el firme deseo de asumir un cambio en su manera de ser y de actuar, no habrá nada que le haga cambiar, porque todo es cuestión de decisión y eso es interno.

Si piensa que no es verdad, haga memoria y trate de recordar alguna vez que usted o alguien cercano intentó hacerle comer una comida nueva a un bebé. Casi con seguridad, la primera reacción de ese bebé fue de rechazo y resistencia a probar algo nuevo. ¿Por qué? Porque es parte de la naturaleza humana. Es una forma de protección. ¿Vio Los Croods?

A raíz del ejemplo anterior, puede que usted piense que la forma en que le habló al bebé, la manera en que hizo jueguitos para intentar convencerle y hasta el hecho que usted mismo comió la comida para inspirarle confianza, hicieron que ese bebé aceptara finalmente probar. Pero la realidad es que todo lo que usted hizo fueron simplemente incentivos (externos) y la decisión de aceptar o no fue interna.

Cuando se analiza el comportamiento de las personas en las empresas es notorio cómo se les exige a los trabajadores que sean productivos, que realicen sus actividades eficientemente, que cumplan a cabalidad con lo que tienen que hacer y que se esfuercen en dar lo mejor de sí, por el bien de todos.

Es más, para lograr lo descrito previamente, se generan incentivos en forma de bonos, premios, cupones, viajes, vacaciones y todo tipo de ideas con el fin de «motivar» al personal.

El detalle es que a pesar que existen cientos de estudios que demuestran que uno de los incentivos que más valoran los trabajadores son las oportunidades de crecimiento, desarrollo y plan de carrera al interior de las empresas, éste no siempre es ofrecido, salvo contadas excepciones (los bancos, por ejemplo), con lo cual se genera una alta rotación de personal debido al abandono que se produce por el sentimiento de estancamiento, falta de progreso, de desafíos y ausencia de oportunidades, con la consecuente pérdida de dinero y tiempo en la formación y preparación de nuevos trabajadores.

 

Definición

Tristemente, uno de los factores que hace que no se generen posibilidades de crecimiento en las empresas es el que sufren muchos ejecutivos y que se denomina: Hipersimiofobia, la cual es una analogía del mundo animal, donde un mono mayor no suelta su rama, por temor a que venga otro mono más joven y se quede con ella.

En las empresas, lamentablemente, hay muchísimos jefes que no cuentan con la habilidad tan necesaria hoy en día que es el Empowerment (empoderamiento), debido a que se resisten a delegar tareas responsabilidades muy importantes en los demás, porque sienten temor a que, si delegan un trabajo a un subordinado, éste podría llegar a quedarse con su puesto.

Resulta obvio pensar que esa forma de trabajo es ridícula, ya que un verdadero líder se rodea de personas talentosas y busca el crecimiento conjunto por el bien de todos. Sin embargo, quienes sufren de hipersimiofobia, tienen la idea errónea que, al asignar tareas importantes a otros, podrían perder poder y abrir la puerta a que sus subalternos se destaquen y aspiren a un puesto mayor, por lo que prefieren rodearse de gente sumisa, mediocre, que se limite a seguir órdenes sin preguntar y que no les haga sombra, así ellos pueden aferrarse a su cargo y mostrar una aparente capacidad de dirección.

Cargar con todo el peso de las responsabilidades no es señal de fortaleza y autosuficiencia, sino más bien demuestra que carece de las habilidades necesarias para el mundo actual en el que vivimos, ya que las empresas requieren de profesionales competentes que, más allá de contar con conocimientos, habilidades, destrezas y experiencia, sepan cultivar

relaciones personales, profesionales y laborales saludables, aplicando las diferentes power skills.

Si desea profundizar sobre este y otros temas referentes a la gestión empresarial, contáctese con SúperNova Empresarial al 4457954. ¡¡Hasta la próxima!!

 

* Empresario, Asesor de Empresas, Vendedor Profesional, Coach, Conferencista y Docente de Pre y Post Grado.

Gerente General de SúperNova Empresarial

info@supernova-bo.com

En Portada

  • Eunice Achá, la mujer de los mil eventos
    A veces sus ojos cafés y su rostro fino denotan cansancio. Pero no, lejos de darlo por hecho, realiza una llamada, posa para una foto, atiende a la prensa, da alguna orden, todo tiene que estar ok, sonríe, toma nota de algo, atiende a quien la solicite, una y otra vez. Nunca se cansa, aun cuando su...
  • Volar alto y bajo en la aviación boliviana civil
    La irrupción de nuevas y antiguas empresas como también actores en el escenario de la aeronavegación en Bolivia está atravesando por un clímax de desafíos.   Texto: Monica Briançon Messinger Fotos: Archivo y Monica Briançon Messinger   LIBRE EMPRESA despliega un reportaje en tres partes que...
  • Uyuni, 25 mil pies
    El desierto de sal más grande e imponente del mundo atrae a propios y extraños, deslumbrándolos con su magnificencia natural.   Texto y fotos: Monica Briançon Messinger   Pocas veces un periodista se queda en silencio. Habitualmente ya tiene la pregunta en la boca dispuesta a lanzarla cual...
  • Locos por la innovación culinaria
    La idea original nació con Tropical Chicken, marca que luego dio origen a una serie de innovadores negocios, al frente de jóvenes muy creativos.   Luzgardo Muruá Pará Fotos: Cortesía Focus Group   Son tres, como los mosqueteros. Y han forjado una amistad de esas que superan incluso el...