Pasar al contenido principal
DRON

Libre Empresa en Viña y Valpo, dos destinos espectaculares

Graffitis multicolores, lindas playas y buena gastronomía se conjugan en dos ciudades casi hermanas. Cada una con una oferta distinta que atrae a los visitantes y los involucra en paseos, descansos y recorridos que luego llenarán su memoria de buenos e inolvidables momentos. Libre Empresa estuvo allí.

Playa, jardines y buena comida se dan cita en Viña del Mar, considerada como la capital turística de Chile, y también llamada Ciudad Jardín.

Atrae por sus parques llenos de verdor, calles amplias y bien cuidadas, además de limpias en extremo. Casi en cada bocacalle es posible ver macetas con flores que cuelgan de los postes de luz, lo que le da un toque inigualable.

Pero no son sólo sus jardines los que atraen, sino, por supuesto, sus playas. Tiene alrededor de 13 muy conocidas y entre ellas la más sofisticada es Reñaca, lugar de veraneo de las familias burguesas de Santiago.

Pero hay otras como Acapulco donde la arena es fina y el oleaje tranquilo, por lo que es posible nadar a brazo suelto, aunque, eso sí, el agua es fría, a momentos helada, algo muy característico del Océano Pacífico.

Valpo, como es conocido Valparaíso, es otra cosa. No da para ir a nadar, pero sí para ir a perderse entre sus callecitas y admirar el arte callejero que puebla las paredes de las casas arrimadas en sus cerros. Los más populares son el Cerro Alegre y el Concepción, famosos porque tienen teleféricos a cremallera, que suben y bajan por sus laderas.

 

La llegada

Viña está a 120 Km de Santiago. Se recomienda tomar un bus desde el aeropuerto Arturo Merino Benítez, que sale directamente de la terminal, en lugar de entrar a la ciudad. Así se evita el caos citadino.

El trayecto es cómodo y veloz si se recorre en un día alejado de los feriados o fechas importantes, de otra manera es posible toparte con tacos (como le llaman a las trancaderas) que hacen de la ruta una inmensa y lenta serpiente.

La terminal está en el centro de la ciudad y desde allí es fácil tomar un taxi para ir al alojamiento elegido. Se aconseja hacerlo por medio de la aplicación Uber, debido a que los taxis comunes no son fácilmente ubicables.

La ciudad es amable al igual que su gente. Hay tres avenidas importantes que dividen a la ciudad y corren de norte a sur. La Marítima, la Libertad y la Quillota. Las calles perpendiculares sólo tienen un número y una denominación según la ubicación solar; por ejemplo, está la Calle 9 Poniente, que será diferente a la Calle 9 Oriente.